Consejos pierfguq_luis 0 2019-04-30

Para que todos los habitantes de un acuario se sientan bien y estén sanos, lo más importante es cambiar el agua periódicamente. En este sentido se indica a los acuariófilos que utilicen agua del grifo ya que esta se considera uno de los alimentos mejor controlados. Por consiguiente, como agua potable para las personas esta resulta muy adecuada. Sin embargo, el agua de un acuario también tiene que cumplir otros requisitos, de ahí que sea necesario de utilizar un acondicionador de agua. No obstante, debido a la gran confianza en el tratamiento moderno del agua potable, especialmente en los foros de acuariofilia, a menudo se opina que es innecesario el uso de acondicionadores de agua.

El agua del grifo no es agua para acuarios

Actualmente, por suerte en la mayoría de países, el agua del grifo está muy limpia y con ello por lo general resulta ideal como agua potable para las personas. Sin embargo, sigue habiendo una diferencia decisiva entre un agua potable segura para las personas y el agua en la que los habitantes de un acuario se sienten bien. Y es que, a pesar de los estándares de seguridad modernos, no son raros los tratamientos con cloro ocasionales y las cargas de metales pesados de umbral bajo. Las sustancias nocivas introducidas en el acuario a través del agua del grifo como cloro y metales pesados como cobre, plomo o zinc, dañan en un primer estadio las branquias y la piel de los peces. Pero las bacterias responsables del proceso de nitrificación también pueden resultar dañadas a causa de estas sustancias nocivas de forma que el filtrado biológico deja de funcionar correctamente y aumentan tanto los valores de amonio como de nitrito.

Eliminación de sustancias nocivas peligrosas

Con el fin de prevenir estos riesgos, pueden utilizarse acondicionadores de agua como SERA AQUATAN, el cual acondiciona el agua de forma inmediata y eficaz para convertirla en agua adecuada para los peces, ya que elimina las sustancias nocivas como el cloro y la cloramina, aglutina los metales pesados y evita la contaminación debida al amoníaco (v. diagrama). En este sentido, incluso con una dosificación múltiple no se modifican perjudicialmente los valores del agua.
En caso de acuarios nuevos, AQUATAN contribuye a generar rápidamente un entorno seguro para las bacterias de filtrado útiles. En combinación con SERA BIO NITRIVEC, el mineral volcánico poroso que contiene millones de bacterias de filtrado, de este modo la introducción de nuevos peces puede producirse en tan solo 24 horas.

Adición de minerales importantes

Los peces y otros organismos acuáticos están supeditados a tomar una parte de su necesidad de minerales directamente del entorno: el agua. En el caso de los peces, la absorción se realiza a través de la piel y las branquias. En las masas de agua naturales, los minerales se aportan a través del medio ambiente. Pero un acuario es un sistema cerrado que está sujeto a la adición externa de los minerales vitales. Y precisamente esta circunstancia es la que ha tenido en cuenta la investigación SERA en la optimización de la receta de AQUATAN realizada recientemente. Esta añade al agua del acuario los minerales importantes. De este modo, cada vez que se cambia el agua del acuario, los minerales consumidos en el acuario se vuelven a añadir de forma biodisponible:

  • Calcio para un esqueleto fuerte y bien proporcionado y unas escamas perfectas
  • Magnesio para un crecimiento y una musculatura fuertes
  • Manganeso para un crecimiento sano y una mejor fertilidad
  • Yodo para un desarrollado equilibrado y una mayor resistencia

Y, por supuesto, se mantienen las ventajas de la probada receta de manera que AQUATAN sigue suministrando rápidamente y de forma eficaz agua limpia adecuada para los peces.